Las reuniones simultáneas extraordinaria de las Conferencias de las Partes de los convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, se celebraron en Bali, Indonesia, en el Centro Internacional de Convenciones de Bali, en, Nusa Dua, del 22 al 24 febrero de 2010.

La celebración de tres conferencias de tratados independientes al mismo tiempo supuso una desviación histórica para la gobernanza ambiental internacional.

El Director Ejecutivo de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en consulta con el Director General de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), dio el paso sin precedentes de convocar las tres reuniones extraordinarias, ante la solicitud de las Conferencias de las Partes ordinarias en los Convenio de Basilea, Rotterdam y Estocolmo.

El PNUMA actúa como secretaría de los convenios de Basilea y Estocolmo, y la FAO y el PNUMA juntos sirven como secretarías del Convenio de Rotterdam.

Las tres reuniones extraordinarias de los tratados más importantes del planeta en cuanto a productos químicos y al manejo de residuos, fueron organizadas en coordinación con la undécima reunión extraordinaria del Consejo de Administración del PNUMA / Foro Ambiental Mundial a Nivel Ministerial (Consejo / Foro). Esta sesión especial de la CG / GMEF se celebró en el mismo lugar del 24 al 26 febrero de 2010.

Mandato para promover sinergias entre las convenciones

La decisión IX/10 de la Conferencia de las Partes del Convenio de Basilea sobre el control de movimientos tansfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación , la decisión RC-4/11 de la Conferencia de las Partes del Convenio de Rotterdam sobre el consentimiento fundamentado previo aplicable a ciertos productos químicos peligrosos y de objeto de comercio internacional y la decisión SC-4/34 de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Estocolmo sobre contaminantes orgánicos persistentes son decisiones sustancialmente idénticas, por las que las Conferencias de las Partes de los tres convenios pidieron una mayor cooperación y coordinación entre ellos.

En las decisiones de las sinergías, las conferencias llegaron al acuerdo de "convocar reuniones extraordinarias simultánea de las Conferencias de las Partes de los convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo". Tanto en el PNUMA como en las secretarías de los tres convenios mencionados se han iniciado los trabajos, de conformidad con los mandatos establecidos en las decisiones de las sinergias.

Comité Consultivo de las reuniones simultáneas extraordinarias de la Conferencia de las Partes de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo

The Comité Consultivo se creó para aportar su contribución a el Director Ejecutivo de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA ) y al Director General de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) en sus preparativos para las reuniones extraordinarias simultánea de las conferencias de las Partes. Está compuesto por cinco miembros de la Mesa de cada una de las Conferencias de las Partes en los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo.

La primera reunión de la Comisión Consultiva tuvo lugar el 20 de julio de 2009 en Ginebra. La segunda reunión de la Comisión Consultiva tuvo lugar el 24 de octubre de 2009 en Bangkok.

Equipo de Supervisión de las Sinergias

El Director Ejecutivo del PNUMA, en consulta con los Secretarios Ejecutivos de los convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo ha establecido un êquipo de supervisión de las sinergias. El equipo de supervisión de las sinergias está compuesto por la Secretaria Ejecutiva del Convenio de Basilea, el Secretario Ejecutivo del Convenio de Estocolmo, los dos Secretarios Ejecutivos del Convenio de Rotterdam, y un representante del PNUMA y la FAO.

El equipo de supervisión de las sinergias es el enccargado de la coordinación de los preparativos de las reuniones simultáneas extraordinarias de las Conferencia de las Partes de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo. También examina las sinergias con una perspectiva estratégica a largo plazo.

Relevancia para los debates sobre una mayor coherencia en la gobernanza internacional del medio ambiente

La iniciativa para las sinergias entre los convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, se informará al Consejo de Administración del PNUMA / Foro Ambiental Mundial a Nivel Ministerial (Consejo / Foro) en su undécimo período extraordinario de sesiones. Se espera que el Consejo / Foro debata del proceso de sinergias en el punto 4 de su programa, que trata de "Medio Ambiente en el sistema multilateral". Entre las opciones para la reforma de la gobernanza internacional del medio ambiente, las agrupaciones y las sinergias entre los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente están siendo consideradas.

El Director Ejecutivo del PNUMA ha recomendado que en su reunión en la mañana del viernes 26 de febrero, el Consejo / Foro celebrara una sesión de toma de decisiones para adoptar todas aquellas necesarias, incluyendo cualquier medida resultante de las consultas ministeriales y del Comité Plenario, junto con aquellas cuestiones de importancia para el Consejo / Foro que salgan de las reuniones simultáneas extraordinarias de la Conferencia de las Partes los de Basilea, Rotterdam y Estocolmo. El resultado se comunicará a la Asamblea General de las Naciones Unidas, de conformidad con la decisión 25 / 4 del Consejo de Administración.

Impactos en el terreno

Entre las acciones encaminadas a fortalecer la gobernanza ambiental, el PNUMA ha tratado de aumentar la coherencia en la toma de decisiones a nivel internacional, regional y nacional.

El proceso de las sinergias emprendido por los tres convenios químicos y de residuos a nivel mundial es visto como una demostración de cómo el objetivo de las Naciones Unidas de "Unidos en la Acción" se puede mejorar en el ámbito de la gestión de productos químicos.

Las decisiones de sinergias adoptadas por las Conferencias de las Partes de los tres convenios en 2008 y 2009, pedian una mayor cooperación entre las Partes de las Convenciones a través de medidas tales como la integración nacional de centros de coordinación de los convenios y, a nivel regional, designación de los centros regionales de excelencia.

Las decisiones de las sinergias también piden la creación de servicios conjuntos dentro de las secretarías de las convenciones en las áreas de administración, tecnología de la información, los servicios jurídicos, la sensibilización pública y divulgación, y la movilización de recursos. Los ciclos presupuestarios y de auditoría de las operaciones de las convenciones también deben estar alineados. Además esta previsto el establecimiento de un mecanismo de facilitación al servicio de las tres convenciones, el cual proporcionará un punto de entrada común para la información dirigida a la implementación de los tres tratados.